Cómo estudiar para hacer test

Las pruebas tipo test requieren para su preparación de un estudio exhaustivo y minucioso de toda la materia. Su preparación es diferente a la de las pruebas de desarrollo, ya que se pone en juego principalmente la memoria de reconocimiento.

Los exámenes tipo test, o con múltiples alternativas, suelen ser muy frecuentes en la universidad y en exámenes de oposiciones. A medida que vamos realizando este tipo de exámenes adquirimos práctica que nos dan más seguridad y confianza. Por eso es fundamental adquirir soltura y rapidez realizando el mayor número posible de test.

En post  anteriores di consejos para hacer bien un examen y cómo preparar un examen. Si bien son consejos generales que se pueden aplicar a cualquier tipo de examen, las pruebas tipo test tienen unas peculiaridades que las hacen diferentes al resto de pruebas.

A continuación te doy algunas estrategias para estudiar de forma efectiva para realizar estas pruebas.

     1.- Este tipo de exámenes abarca todos los conceptos estudiados.

    2.-Estudia como para otro tipo de examen, desarrollando un marco general y aprendiéndote bien todos los detalles. Céntrate sobre todo en los detalles, en las diferencias entre las distintas ideas.

     3.- Revisa bien el temario prestando mayor atención a los conceptos más importantes y en los destacados por el profesor.

     4.- A medida que revisas el material, hazte preguntas intentando captar los puntos principales al detalle.

     5.- Contrasta  bien todos los conceptos, tenlos muy claros.

     6.- Te serán muy útiles las tablas de datos en las que anotas los datos, sobre todo si son datos numéricos.

     7.- Busca diferencias entre las diferentes ideas o nociones, por ejemplo “los ovíparos nunca…… y los vivíparos siempre…..”

Los exámenes tipo test tienen características especiales:

  • Entre sus ventajas destaca que la corrección es más objetiva y reconoces fácilmente tus aciertos y errores.
  • Un inconveniente es que hay que trabajar deprisa para contestar y que los errores penalizan.
  • Son requisitos necesarios la capacidad de trabajar de forma rápida y comprender toda la materia.

Hay varios formatos de examen tipo test:

     1.- Cuestiones de elección múltiple: hay que marcar la respuesta correcta, incluso pueden pedir marcar varias respuestas correctas. En este tipo de pruebas es fácil reconocer 1 ó 2 opciones como falsas.

     2.- Cuestiones de verdadero-falso: tienen una estructura más sencilla, ya que sólo tenemos que elegir entre verdadero y falso. Descubre la palabra clave, de la cual dependa que la frase sea verdadera o falsa.

     3.- Cuestiones para crear correspondencias: existen dos listados de datos o ideas y la prueba consiste en establecer correspondencias entre elementos de las dos listas.

     4.- Pruebas  de completar: se debe completar una frase dada.

Una buena ayuda es tener varios modelos de examen y deberemos practicar habitualmente. Si tienes exámenes de otros años, está muy bien revisar las preguntas y respuestas porque a veces coinciden, y sobre todo coges soltura y rapidez.

Al enfrentarnos a una prueba tipo test tenemos que tener en cuenta varios aspectos:

  • Normalmente hay que contestar un mínimo de cuestiones para aprobar. En ocasiones es la mitad pero otras veces exigen contestar al 75 % y si es una oposición te conviene contestar al mayor número, siempre y cuando estés segur@ de la respuesta.
  • Es habitual que los errores resten puntuación. Los errores suelen ponderarse en función del número de alternativas de respuesta. La fórmula que generalmente se aplica es: A – (E / n-1). Al número de aciertos (A) se resta el resultado de dividir el número de errores (E) por el número de alternativas menos una (n-1). Así, en el caso de dos alternativas de respuesta, cada error descontaría un acierto. Para cinco alternativas,  cada cuatro errores descontarían una respuesta contestada correctamente.  Conviene siempre echar cuentas antes de entregar el examen.

Con frecuencia los nervios y la precipitación impiden leer despacio y detenidamente los enunciados de las preguntas. Éste es el origen de muchos suspensos en estudiantes que, sin embargo, iban bien preparados.

La siguiente entrada del blog tratará sobre si  sabes hacer exámenes tipo test.

Si te ha gustado este post márcalo. También lo puedes compartir.

Las dudas y comentarios que te hayan podido surgir las puedes plantear añadiendo un comentario o enviándome un correo: tecnicasdeestudioblog@gmail.com

Anuncios

Acerca de Gema

Hola, soy psicóloga y docente, con experiencia en educación de adultos. Os presento un blog psico-educativo donde encontraréis consejos, técnicas de estudio y recursos educativos.

5 comentarios en “Cómo estudiar para hacer test

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s